miércoles, 27 de mayo de 2009

PAPEL DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN EN LA SOCIEDAD.


PAPEL DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN EN LA SOCIEDAD.

La opinión pública puede llegar a absorber tal exceso de informaciones, que es incapaz de distinguir la información veraz, de la desinformación o de la manipulación, es decir, el destinatario de ese gran flujo informativo no tiene capacidad suficiente como para digerir y procesar ese ingente material.
Ahora bien, el beneficiario del flujo informativo, es soberano en cuanto a su libertad de elección de medios de comunicación, de este modo, la prensa escrita tradicionalmente se ha caracterizado por unos niveles de prestigio mayores que los obtenidos por los medios audiovisuales, ello puede ser debido a que la información tratada se somete a un proceso de análisis más profundo, distinto al que puede aplicarse a los audiovisuales, así el impacto producido por una noticia en el espectador cobra mayor relevancia si es emitida de forma inmediata, incluso en directo, de este modo, en las redacciones de los medios informativos, en ocasiones ante determinadas noticias denominadas de alcance no hay tiempo material para contrastar las noticias aparecidas en los teletipos y es necesario optar entre la inmediatez con el consiguiente riesgo de faltar a la verdad o conseguir un relevante impacto visual en la audiencia del medio.
Por su parte, la prensa escrita tradicional, no digital se enfrenta a un grave problema: la voracidad de la televisión, así el contenido de una noticia difundido en un periódico un día después ya es historia
Por su parte la radiodifusión, se enfrenta con el reto de tener que utilizar la palabra para proporcionar entidad visual a la noticia, objetivo que se consigue a través de descripciones o narraciones basadas en la aportación de múltiples datos, que permiten al oyente formarse una idea muy exacta de la noticia, a través de la sucesión de testimonios e informaciones que reemplazan esa invisibilidad del hecho noticiable.
La función social de los medios de comunicación es la de formar, informar y entretener. Si bien, a pesar de ser esta su función social, también es necesario tener en cuenta que no se puede condicionar la voluntad del receptor, pues los medios ofrecen contenidos muy variados, y el destinatario de los mismos es el que tiene la facultad de seleccionarlos o elegirlos.
Ahora bien, no es menos cierto que algunos medios de comunicación, denominados sensacionalistas son capaces de crear elevados índices de audiencia difundiendo informaciones que rozan en algunos casos los límites éticos de la cultura de la información, llegando a ocasionar conflictos entre el derecho a la intimidad personal y el derecho a la libertad de comunicación.
Así mismo, es necesario destacar que la televisión sigue siendo un medio omnipresente en la vida social, a pesar de que las nuevas tecnologías avanzan de una forma vertiginosa.
La televisión viene creando desde hace décadas unos modelos, estereotipos o patrones, que son asumidos por la colectividad como normas de conducta, así por ejemplo, la imagen difundida por este medio del canon de belleza en las pasarelas de moda más prestigiosas del mundo, se convierte en el modelo a seguir por millones de jóvenes en todo el mundo, llegando a crear casos de anorexia nerviosa o bulimia por imitar ese canon de perfección, que se impone como un estereotipo de belleza y aprobación social. Incluso se ha desarrollado una verdadera cultura del aspecto, en el sentido de que quien no se ajusta al estereotipo difundido como modelo por los medios esta fuera del círculo de las oportunidades a nivel social, económico, etc.
Igualmente la posesión o uso de determinados bienes o servicios creados por la publicidad como sinónimo de un determinado status social comporta, que si conduces tal o cual vehículo, o si vistes esta u otra marca obtendrás grandes dosis de autosatisfacción personal y un elevado grado de aprobación social, de este modo, se ha instalado en nuestra sociedad actual la denominada cultura de marca, que es gestionada por parte de todos los operadores económicos que confluyen en el mercado, así algunas empresas utilizan estos signos marcarios para proporcionar al consumidor un plus de calidad en sus productos marcas de garantía y obtener con ello una ventaja competitiva de orden superior con respecto al resto competidores, por su parte muchos consumidores hacen uso de estos signos como símbolos de su poder y capacidad económica, como verdaderas referencias de su status.
En definitiva, la influencia ya sea positiva o negativa que ejercen los medios de comunicación sobre nuestra sociedad actual, produce una auténtica transformación del individuo.

INFLUENCIA DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN EN LA ECONOMÍA O LA POLÍTICA.

En la moderna sociedad de la información los medios de comunicación desempeñan el rol principal a la hora de difundir ideas y cultura. No solo la realidad cotidiana, ya sea política, cultural e histórica nos llega a través de la descripción que de ella hacen los medios, condicionando consecuentemente nuestra percepción de esa realidad, sino que los valores que defienden, explícita o implícitamente, son transmitidos al ciudadano, que acaba por aceptar y hacer suyos, a base de recibir repetida y masivamente los mismos mensajes, rodeados de la credibilidad con que los entramados empresariales mediáticos los rodean.
Hoy en día, los medios de comunicación
constituyen una herramienta persuasiva que nos permiten mantenernos en continua comunicación con los distintos sucesos sociales, políticos y económicos tanto a escala nacional como internacional.
La institución de los medios de comunicación debe considerarse como parte del sistema económico, ya que mantiene estrechos lazos con el sistema político.
Estos intereses están relacionados con las necesidades del beneficio de las operaciones de los medios y con la rentabilidad de otras ramas del comercio.
El objetivo esencial del sistema de medios es el lucro económico. Cuanto mayor sea el público, más podrán cobrar el distribuidor y el productor por la publicidad.
Esta claro que las comunicaciones de masas de hoy en día son parte central de nuestra estructura institucional. Al mismo tiempo que son industrias de pleno derecho, ha penetrado en cada una de las instituciones sociales básicas de nuestra sociedad: por ejemplo: con su énfasis en los servicios y productos del sistema industrial y comercial, constituye un elemento fundamental de la institución económica.
Los medios masivos de la comunicación tienen un impacto y cumplen una función cultural e ideológica, buscan un beneficio que es la obtención de ganancia y con ello la acumulación del capital. La publicidad y la comunicación masiva se identifican como instrumento económico de dominación cultural o ideológica.
Sabemos que publicidad es el gasto que se destina a una industria o la totalidad de industrias a anunciar y dar a conocer sus productos entre el público consumidor con el propósito de expandir su producción.
Las primeras van a comprar los servicios de las segundas para hacer la publicidad a sus productos, mientras que las segundas van a vender a las primeras, tiempo de transmisión, como la radio, televisión, o espacio (periódico).
Se concluye que existe una estrecha relación de intercambio entre las empresas de bienes de consumo y los medios de comunicación, relación definida como publicidad (esta funciona como intermediaria) pues esta pasa a ser la manera en que las empresas y los medios de comunicación se relacionen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada